Los riesgos de rapar a tu perro

riesgos de rapar a tu perro

Llega la primavera y con ella los días de calor y como cada año aparece el tópico mito de que rape al perro para que este más fresquito.

Mi peluquero canino lo rapa al cero.

Algunos peluqueros cuando el perro llega totalmente anudado y es casi imposible desenredar lo optan por un rapado, a pesar de los riesgos de salud que esto conlleva, ya que al perro le resulta muy pesado aguantar la intensa sesión de desenredo.

Lo correcto es mantener la densidad y la longitud de pelo suficiente para que la piel quede protegida. Sin embargo, para que esto sea posible es fundamental que los mantos se mantengan cuidados.




La importancia del pelo.

Por lo general, los perros tienen dos capas de pelo: una exterior (primaria) que protege del sol y la lluvia y una interior (subcapa) que protege del frío y del calor.

RIESGOS DE RAPAR A TU PERRO

Si cepillamos regularmente a nuestro perro eliminamos esos pelos muertos de la subcapa y el aire circula refrescando la piel.


Motivos por los que no debes rapar al perro:

1. Rapar al cero o cortar el pelo por debajo de la capa interior provoca que dejemos al perro sin protección, con lo que se verá expuesto a los rayos solares y le provocaremos quemaduras, cáncer de piel, erupciones e incluso un golpe de calor. ¿Irias al desierto sin camiseta? Pues eso…

2. Los rapados continuos pueden provocar calvas , dermatitis y ronchas en la piel de tu perro.

3. Al rapar a tu perro la piel queda mucho más expuesta a parásitos y picaduras de insectos y mosquitos que pueden transmitirle la leishmaniosis.

4. Al rapar el pelo este se debilita y pierde calidad. En perros de pelo liso tiende a rizarse y a enredarse mucho más.



El pelo interno (subcapa) crece más rápido que el pelo externo, sobresaliendo más y enredándolo, esto conlleva que no crezca bien y entremos en el circulo vicioso de tener que rapar, con lo cual el pelo del perro nunca volverá a ser el mismo y carecerá de esa protección inicial.

Nota perruna: Un perro nunca se debe rapar. A no ser por motivos extremos como curación de una herida, intervención quirúrgica o enfermedad especifica de la piel. En estos casos es aconsejable usar un protector solar.


Hemos de tener en cuenta que los perros regulan el calor principalmente por la nariz y por la boca (mediante la respiración y el jadeo). También lo hacen por las Glándulas Sudoríparas de las Almohadillas de sus Patas, no sienten el calor por la piel de la misma manera que lo hacemos los humanos.

Si quieres saber más sobre Como evitar un golpe de calor te aconsejo que leas este otro artículo y así sabras mantener fresquito a tu perro!

Una respuesta a “Los riesgos de rapar a tu perro”

  1. Hola..te felicito por tu blog. Me encantó ..ameno y directo..sobre el hecho de rapar a los perros..te puedo decir que me desagrada ver a bonitos perros con un severo rapado..sin que sus dueños se den cuenta de lo dañino que resulta..creyendo que es un bien para ellos..mala información por su parte..gracias de nuevo por esta aclaración..Y sigue así con tu blog ..muchos somos los que te seguimos y agradecidos.

Deja un comentario

¿Te gustan los perros?Aquí encontrarás todo lo que tu y tu perro necesita

¡Escribe tu mail para recibir mis artículos y descuentos!